libros escritos  
       
"Sembrando vientos"
 

Sembrando Vientos es una novela que lleva al lector, en algunos momentos, a encogerle el corazón.

Un policía tiene que investigar sobre un homicidio cometido en un colegio de internos. Resulta que, en esa institución educativa, es donde él estuvo durante muchos años internado. Los recuerdos, ya en el mismo momento que entra en él, le sobresaltan. Mucho más cuando en su investigación del cadáver, un antiguo auxiliar, encuentra un objeto para él muy conocido y que pone al descubierto al presunto homicida. Según todos los indicios, las sospechas se centran en un alumno, amigo y compañero suyo.

La trama lleva al lector a un tiempo pasado donde un grupo de niños pasan su adolescencia, y donde uno de los auxiliares, al cuidado de los niños, abusa de ellos. Paso a paso en la narrativa el autor va demostrando que todos son candidatos a asesinar al Auxiliar. El final, no esperado, deja un buen gusto al lector.

La vida de estos niños, en el colegio, nos enseña algo de lo que eran antiguamente los internados en España en el que se mezclaban: tanto a los delincuentes adolescentes como a aquellos que sus padres se veían obligados por falta de medios para sustentarlos.

 
     
Dice la crítica:
     
 

Novela que atrapa al lector desde sus primeras líneas hasta el final. Partiendo de un crimen sumamente violento y escabroso. El protagonista, un inspector de la policía, se ve enredado en la trama al ser la víctima un auxiliar del colegio en el que estuvo interno durante nueve o diez años y siendo los principales sospechosos sus amigos de la infancia.

Esta escena del asesinato, descrita pormenorizadamente, es la base en la que se sustenta la novela, ya que a partir de esta referencia a la Ley del Talión, del babilónico código Hammurabi, surge toda la trama. En efecto, el móvil, cuidadosamente elaborado, no olvida ningún detalle que pueda hacer inverosímil o ilógico el resultado de la investigación: las llamadas telefónicas, la descripción del medallón... todos los cabos están perfectamente atados.

En cuanto a la resolución del crimen, el tema de que en el fondo todos sean culpables por desear todos cometer esa matanza es muy acertado.

Pero este libro no puede clasificarse sin mas dentro del género policíaco, ya que, como excusa para resolver el crimen, el protagonista se ve obligado a revivir su ya lejana infancia. Así pues, el relato se escinde en dos convirtiéndose parte de él en novela de iniciación o, mejor dicho, de pérdida de la inocencia de un grupo de niños, combinando el pasado con el presente para llegar a la resolución del crimen. Este enorme flash back aporta profundidad a la novela, evitando al mismo tiempo que el relato decaiga en la típica intriga policial.

Es a causa de este desdoblamiento de la novela que se nos presenta una amplia y variada galería de personajes que, en lugar de permanecer en el anonimato, se describen en profundidad con sus aspiraciones y sus miedos, permitiendo de esta forma que todos ellos se mantengan en la memoria del lector.

 
           
Forma y estilo:
     
 

Sembrando Vientos posee una estructura narrativa poco convencional: de un primer capítulo narrado en primera persona y situado en el presente, se pasa a una serie de capítulos cortos situados en el pasado, pero en donde el narrador sigue siendo el mismo. El último capítulo, sin embargo, es una vuelta al presente pero esta vez con un narrador diferente al que conocimos anteriormente. Así pues, conviven dos narradores (testigo y omnisciente) y dos tiempos (pasado y presente) que dan dinamismo y objetividad al relato. Tanto cambio puede, no obstante, resultar chocante y confuso al lector. Pero este retoque tampoco es realmente necesario ya que la estructura resultante es original y el lector es capaz de percibir los cambios de punto de vista por parte del narrador: presentar la obra en tres capítulos es sólo una forma de simplificar la lectura.

Conviene, además, hacer alusión a la riqueza del lenguaje aquí utilizado, que mezcla registros coloquiales y expresiones infantiles con un léxico culto, proporcionando un alto grado de fluidez a la narración.

 
           
Opinión:
     
 

Relato inquietante cuya lectura atrapa hasta el final y consigue sobresalir dentro del género policíaco gracias a su original temática. En efecto, esa combinación de temas detectivescos con vivencias infantiles es excelente. Y es que toda esa parte referida a la juventud del protagonista merece ser elogiada tanto por su estilo y estructura como por su contenido. De esta forma encontramos una mezcla de pequeñas historias enternecedoras (“El Valiente”, “La tormenta”...) que provocan las sonrisas del lector, con otras que inducen a su desazón, basadas en la pérdida de la inocencia de los niños.

Todas esas alusiones a la infancia dan profundidad al protagonista, quien se ve obligado a mantener una terrible lucha interna entre sus sentimientos y su deber. El lector mantiene una relación de complicidad con este personaje que se encuentra en conflicto. Éste, durante la narración de sus recuerdos, ya adulto, vuelve a necesitar recurrir a su invisible hermano.

Novela original, con talento que seduce por su desarrollo dinámico e inquietante. Dejando al lector sumido en la intriga hasta el final.

 
       

arriba

       
"Recuerdos de un náufrago"
 

Recuerdos de un naufrago es una novela que llena de emociones al lector. Le arrastra con el protagonista a las sensaciones que minuto a minuto va llenando los últimos días de vida con sus recuerdos.

Es extraordinario como, en cada capitulo, siempre diferente, recoge todos los momentos que nos hacen sentir humanos.

El naufrago es un pescador gallego, que tras hundirse el barco donde faenaba, se ve a la deriva en un pequeño bote en una zona entre el mar Cantábrico, mar del Norte y el océano Atlántico: cerca de Noruega.

Página a página, nos va llenando de emociones, nos hace ver los más íntimos sentimientos de un hombre condenado a morir irremediablemente en unos días.

No se pierda el final, es la lucha del un hombre que repudia a Dios y que hasta el último momento, ya después de muerto, mientras el cerebro le invita a endomorfinas: duda de su existencia. El final de la novela te lo dejamos para que lo descubras tú.

 
     
Dice la crítica:
     
 

Novela que combina el tema de un naufrago que se encuentra perdido a la deriva, con los recuerdos del mismo en tierra: su familia, sus creencias...

El título, “Recuerdos de un naufrago”, expresa muy bien el contenido, sin embargo, dada la influencia de la novela de García Márquez, titulada “Relatos de un naufrago”, éste puede llevar a la confusión y por tanto debería ser revisado; sería necesario encontrar algo que consiguiera diferenciarlo más de esta otra obra. Y es que lo que se puede apreciar como positivo en esta novela, son los recuerdos y sentimientos del protagonista, que hace una especie de examen de conciencia cuando ve que la hora de su muerte se aproxima. Es precisamente esto lo que Gabriel García Márquez no llegó a tratar, dedicándose tan solo a plasmar las sensaciones del naufrago en ese entorno bello pero hostil y nocivo que rodea al personaje de la historia. Lo que ocurre en una situación como esta es que uno se enfrenta a sus recuerdos, a todo aquello que dejó en tierra -como dijo Sartre, el hombre, estando solo, no puede ser hombre sin contar con la existencia del otro, aunque solo sea en sus pensamientos. Es esto lo que olvida García Márquez y lo que se encuentra en “Recuerdos de un naufrago”.

El protagonista se nos va presentando mediante esos recuerdos y a medida que transcurre el relato, va adquiriendo mayor profundidad para el lector. Sus dudas, sus miedos y sus sentimientos de culpabilidad son un tema constante que se va repitiendo a lo largo del texto, lo demás, todo el contexto en que se producen estas reflexiones, tiene también sus parecido con la novela de Gabriel García Márquez, pero ¿qué otra cosa puede encontrar uno, perdido en medio del océano, que no sea agua, sol, luna, frío y la inalcanzable fauna? No es necesario cambiar nada de esto, porque en el fondo es algo secundario, lo que aquí importa es ese enfrentamiento con uno mismo, en una situación de agonía.

El tema del agnosticismo, de la pérdida de la fe del protagonista -y después de cómo la recupera-, está muy bien expresado y da profundidad a la novela.

 
           
Forma y estilo:
     
 

La narración va combinando dos diferentes tiempos: el pasado y el presente . Un presente inmediato, con su correspondiente sucesión cronológica y lineal y un tiempo pasado que supera a la lógica y que nace a raíz de las asociaciones que hace el protagonista de los elementos de la naturaleza con su vida en tierra firme. Todo ello, dentro de un gran soliloquio estructurado en diferentes capítulos cortos que conforman, separadamente, pequeñas historias, pequeños cuentos que guardan estrechas relaciones entre sí y que van profundizando en los mismos temas.

Llama la atención el alto grado de elaboración de la novela mediante el uso de un léxico muy rico y de los juegos de sonoridades mediante repeticiones e inversiones.

 
           
Opinión:
     
 

Es ésta, una novela que merece más alabanzas que críticas por ese aporte temático que ya hemos comentado. Desde las primeras líneas, el lector se engancha a la novela. De hecho, “Mari y el mar” es una bella introducción cuyo estilo, mas bien lírico, llama mucho la atención y merece ser elogiado. Inmediatamente después de este capítulo, el texto cambia de punto de vista y pasa a ser el mismo naufrago el que relata la historia consiguiéndose una sensación de dinamismo muy positiva.

Al ser los recuerdos el tema principal de este libro, se presentan personajes y escenarios secundarios que evitan que el lector caiga en la monotonía y el aburrimiento de encontrarse con un mismo personaje en un mismo contexto a lo largo de todo el relato. En efecto, aparte de esa lucha con los elementos de la naturaleza a la que el protagonista debe enfrentarse, se introducen diferentes temas: unos más realistas, otros más líricos, que proporcionan un contenido variado a la novela.

En principio, a medida que avanza la narración, el protagonista pierde sus esperanzas de salir con vida pero la intensidad de sus recuerdos aumenta, manteniendo al lector en vilo.

El tratamiento que se da a la familia es bueno, sobre todo en lo que se refiere a Mari, Luis y Carmen. Mientras transcurre el tiempo, sí que vemos como crece la desesperación y sentimientos de culpa del protagonista que se da cuenta de que no fue todo lo que hubiera querido ser para su familia. Es así como este personaje cuyo nombre no conocemos adquiere profundidad: recordando sus relaciones con su familia y expresando sus dudas sobre la existencia de un Dios, por las desgracias que ha tenido que sufrir. Y es al final, cuando éste recupera la fe (aunque siempre con alguna duda) que el lector se hace consciente del milagro que se ha producido. Llegamos a la conclusión de que este protagonista, al revivir todo lo bueno y lo malo que ha encontrado en su vida, opta al final por seguir viviendo y enmendar sus errores, no revelando que es lo que ocurre, eso se lo dejamos al lector, pero ofreciéndonos una visión optimista, que nos viene a decir que siempre estamos a tiempo de cambiar. Novela llena de sensibilidad y talento.

 
       

arriba

       
"Lucifer: mi mejor amigo"
 

Novela muy interesante que analiza el bien y el mal dentro de una nueva perspectiva. Aquí, Lucifer,  no es un ser diabólico como siempre nos hacen ver. Es un ángel al cual el hombre le ha colgado su San-Benito eliminando a su vez la sospecha de la maldad que lleva dentro.

Comienza la historia con un accidente en el cual fallece la madre de nuestro protagonista. La madre, directora de un museo  importante de la ciudad, había logrado unir suficientes documentos para demostrar que Lucifer no es lo que el hombre, desde tiempos primigenios, ha dicho que era. Lucifer -Satanás, Diablo etc.  para otros- agradecido a la directora del museo por sus intenciones, se presenta a su hijo, ante su petición de ayuda, como su nuevo profesor. El mundo que le muestra al pequeño, los viajes por todo el Universo que realizan, están llenos de una extraña filosofía sobre el bien y el mal. No hace distintivos: o es el diablo o es Dios. Quizá todo en la obra es demasiado bueno y demasiado malo. Pero llega a convencernos que que es así el hombre.

Llena de fantasía y de cuentos extraordinarios, hace que el lector devore las páginas con un extraordinario y emotivo final.

 
     
Dice la crítica:
     
 

Novela que se escinde en dos combinando una entretenida trama con planteamientos existenciales, todo ello bajo el pretexto del aprendizaje a la vida de un niño.

De esta forma, se tocan temas preocupantes, totalmente actuales que nos atañen, como el hecho de la destrucción del medio ambiente, el placer de matar por matar o las ansias de poder.

Conviene además destacar que el tema de la libertad está muy bien explotado al decirse aquí que el hombre es realmente libre. Siendo el único que decide sus actos en vida: es él quien elige su destino. Todo esto, junto con la exposición de ideas pesimistas que hacen reflexionar al lector sobre los actos humanos tales como el egoísmo, la ambición y la ceguera de los hombres. Éstos tienden a justificar sus actos con la fácil excusa de que no son ellos los responsables de los mismos sino que es el diablo, quien con sus viles artimañas pone en peligro a la integridad de las personas.

Pero también existe una visión positiva de la condición humana. En efecto, el amor es la capacidad “divina” más bella que poseemos y así lo demuestran las relaciones que se desarrollan a lo largo de la trama por medio de las declaraciones de Marcos y Julián a María y Esther respectivamente. Estas relaciones, descritas mediante diálogos y celosas miradas furtivas aportan fluidez y diversión al contenido y por ello son dignas de alabanzas, pues siempre se ha dicho que resulta muy sencillo hacer llorar al público, pero que conseguir las risas de éste es cosa muy complicada.

Visión curiosa y original de Dios y del infierno que nos presenta al tan temido Lucifer como un ángel adorable que llega incluso a hacer de Cupido.

 
           
Forma y estilo:
     
 

No sólo se combinan aquí dos contenidos sino también dos espacios: la mansión, donde transcurre la vida normal de los protagonistas y los viajes de Santiago y Luce que son los que introducen el planteamiento filosófico del texto. Y es que aquí se unen lo real y lo fantástico usando una técnica similar a la de los autores del realismo mágico, que consiste en la aparición de un ser extraordinario –o en este caso divino-, el ángel caído- en la vida cotidiana de un grupo de personas. Este es el nexo de unión entre esos dos espacios.

Aparte, la abundancia de diálogos con diferentes registros culturales entrelazados con los temas existenciales son la clave del dinamismo de la novela.

Estructura que recuerda por a “El mundo de Sofía” (Jostein Gaarder), aunque con diferencias pues aquí la trama base en la que se sustentan las ideas argumentadas es tan interesante como el resto y de esta forma se pueden llevar a cabo diferentes lecturas acercándose a otros públicos.

 
           
Opinión:
     
 

Aportaciones novedosas a temas constantemente cuestionados por los hombres que pueden resultar interesantes para cualquiera, independientemente de sus ideas religiosas. De hecho, quien no comparta esa postura se puede divertir con la trama y con una visión del mundo diferente.

Y es que aquí se exponen argumentos realmente interesantes, incluyendo pequeñas dosis de romanticismo que hacen sonreír al lector en contraste con la desazón que crean los temas referidos a la “maldad” de los hombres

El final es perfecto, ocurre algo que realmente habíamos previsto pero dejándonos la libertad de imaginar lo que sucede después en la casa. Éste es un recurso muy bueno teniendo en cuenta que el fin de la novela es hacer reflexionar al lector sobre su condición y su objetivo en la vida. Y hay que añadir que la tensión creada tanto aquí como en el momento del accidente o en el de la invocación a Lucifer consigue inquietar al lector.

Planteamientos muy atractivos. Novela con todos los componentes necesarios para tener éxito: originalidad, diversión, intriga, contenidos actuales y toda una serie de planteamientos existenciales que invitan al lector a la reflexión. La trama merece ser elogiada.

 
       

arriba

       
" Prohibido nacer "
 

La historia se desarrolla en el año 2.545. El mundo ha salido de una confrontación de catastróficas consecuencias. La vida en la tierra se ha normalizado formándose un gobierno de ámbito mundial. La tecnología y los avances de los científicos, sobre todo en ingeniería genética, ha conseguido de la tierra un verdadero paraíso y que los humanos sean prácticamente inmortales.

Después de la confrontación, con la población diezmada, el nuevo gobierno premió sin mesura los nuevos nacimientos. Ahora, dada la larga vida, lleva a la tierra a un grave peligro por superpoblación. Al nuevo mundo de libertades, donde la palabra prohibido no existe; donde hasta morir cuando uno quiere está permitido, no le queda otra opción que dictar una ley en la que “prohíbe” nuevos nacimientos. Iván y Mery, se ven obligados a huir del continente Europeo dado que son perseguidos por haber quedado, Mery, en cinta.

Iván es hijo de la pareja de científicos de mayor renombre en la historia de la Tierra. El Consejero del Continente Europeo, padeciendo de una locura producida por un traumatismo craneal, quiere capturarlos para así obligar a sus padres a entregarles un proyecto sobre la lectura y grabación de los datos neuronales, que le haría dueño de un Universo esclavo. La trama lleva a nuestros protagonistas a descubrir los planes del gobierno, en un nuevo mundo y comprueban que está muy lejos de cualquier castigo que pudieran imaginar.

 
     
Dice la crítica:
     
 

Novela de ciencia- ficción ambientada en el año 2545. La situación desencadenante de la trama, la destrucción del mundo por medio de bombas químicas, es un hecho totalmente verosímil y muy apropiado para iniciar un relato, pues a partir de ese momento, es necesario reconstruir tanto el espacio habitable como la sociedad. Así, y gracias a las investigaciones científicas, descubren la fórmula más preciada de todos los tiempos: la de la eterna juventud. Pero en ese nuevo mundo casi perfecto también hay problemas, el más importante es la superpoblación. Con esto, podemos darnos cuenta del buen planteamiento de la introducción y es que todo se nos va narrando de forma creíble por medio de pormenorizadas explicaciones unidas bajo el hilo conductor de la lógica, que es lo que permite crear un universo plausible.

Los personajes principales son dos parejas inconformistas que luchan por mejorar la sociedad levantada. Dado el alto grado de profundidad alcanzado por estos protagonistas, el lector consigue sentirse cómplice de ellos desde las primeras páginas.

En cuanto a la temática tratada, ésta es, en general, muy interesante aunque tal vez se podría aprovechar y explotar más el tema de la libertad en esa nueva tierra que es aparentemente mejor que la nuestra, pero en donde resulta que se transgreden las leyes naturales al prohibir lo más normal del mundo: la procreación entre los seres humanos. Quizás sería necesario insistir un poco más en este aspecto.

 
           
Forma y estilo:
     
 

Proceso imaginativo muy elaborado que mediante explicaciones lógicas aporta la credibilidad necesaria al argumento para que el lector no vea inverosímil el mundo creado. En efecto, es digna de alabanzas la riqueza del lenguaje utilizado pues se combinan explicaciones científicas con las expresiones coloquiales, todo ello enmarcado dentro del ágil léxico del narrador omnisciente. Si a todo esto le añadimos la gran abundancia de diálogos, comprenderemos el porqué del dinamismo de la novela.

Estructura muy bien planteada en los diferentes capítulos: unos más científicos que son los que aportan credibilidad a la narración, y otros más argumentativos que amenizan la historia.

 
           
Opinión:
     
 

Novela impactante por la riqueza de sus contenidos. Aquí cabe destacar la impecable precisión con la que se crea el ambiente de la novela, ambiente que bien podría ser real en un futuro. Y es que todo lo que se nos describe resulta creíble y se encuentra pormenorizadamente explicado (el ataque iraquí, los avances científicos y tecnológicos, la descripción futurista de los espacios y paisajes...).

Es digno de alabanzas el tema de la existencia de abusos de poder y conflictos de intereses dentro de esa sociedad que aparentemente es mucho mejor que la que tenemos actualmente. Todo esto consigue que el lector reflexione sobre los problemas innatos de la naturaleza humana. Sin embargo, aquí cabe cuestionar un aspecto: ese transmisor capaz de manipular el pensamiento de las personas, ¿no es un arma demasiado poderosa, después de lo visto, como para seguir existiendo? De hecho, se ha demostrado gracias a Reltih, el malvado de la novela, que siempre hay alguien que aspira a dominar al resto; y ese programa, si cae en manos peligrosas, es capaz de acabar con el mundo creado

Por otra parte, resulta muy acertada la decisión final de Iván y Meri de seguir con la evolución natural del hombre. Cabe añadir que las explicaciones de los científicos sobre el cómo crear un lugar habitable en los satélites de este planeta para así poder expandirse, es perfectamente coherente.

Novela inquietante llena de interesantísimas posibilidades 

 
       

arriba

más arriba