La forma del Universo, su expansión y velocidad

Los científicos están a la zaga en descubrir la forma que tiene el Universo, no se ponen de acuerdo, y no es para menos. Se han presentado modelos de todos los tipos. Ya Galileo, refiriéndose a la Vía Láctea dijo: “En realidad la galaxia no es más que una aglomeración de innumerables estrellas agrupadas en enormes racimos. En cualquier dirección que apuntemos el telescopio, se abre ante nosotros una inmensa colección de estrellas. Muchas de ellas son bastantes grandes y luminosas, pero el número de las pequeñas supera toda posibilidad de calculo”.  Para el observador terrestre, a su alrededor, está el Universo: ¿es entonces esférico? Cuando podemos observar las galaxias, enormes aglomeraciones de estrellas, constelaciones etc. con un centro o bulbo de enorme densidad de materia y girando todo a su alrededor en tres tipos de formas: elípticas, espirales e irregulares (ya definidas por Hubble en 1926) y de éstas en otras subclases de formas diferentes, nos hace pensar en que el Universo, en su globalidad, pudiera bien estar dentro de una de las formas definidas para las Galaxias.

 

Galaxia elíptica NGC 7052, su centro, un agujero negro, es equivalente a 300 millones de masas solares.

 

   El cómo del principio del universo, su inicio y nacimiento, tiene mucho que ver en cómo ha de ser su actual forma. Supongamos que se inició de una singularidad y que fue causa de una súper-explosión (big bang). Actualmente la ciencia ha podido ser testigo de la muerte de alguna estrella súper-masiva (supernova) y su posterior conversión en una enorme nebulosa de la que se vuelven a formar estrellas y planetas. Es, queramos o no, una infinitesimal muestra de lo que pudiera haber ocurrido. Una enorme explosión termonuclear en la que toda su masa se convierte por unos segundos en pura energía, lanzada al espacio a velocidades lumínicas. Tras ese evento, y pasados millones de años, esa gran nube de gases detiene su expansión en forma circular y comienza a aglomerarse en diversos puntos por efecto de la gravedad de sus partículas, apelmazándose unas a otras y aumentando su masa y por ende su gravedad. En su centro, formado por los restos del núcleo de la superestrella, un agujero va devorando a toda materia que le circunda formando un cuerpo de inmensa densidad. No se sabe cómo, en un momento dado, comienza a girar mientras sigue engullendo materia circundante. El resto de los nuevos núcleos que le circundan van absorbiendo gases hasta alcanzar suficiente presión sobre su núcleo como para iniciar reacciones termonucleares: ha nacido un nuevo de los muchos astros por formarse. Y siguen naciendo otras y formándose alrededor de cada una de ellas otros cuerpos que, no llegando, a tener la suficiente masa como para iniciar una reacción nuclear, se van enfriando y orbitando en la nueva estrella y ésta alrededor del bulbo central.

La nebulosa va desapareciendo siendo absorbida y orbitando toda su materia en derredor de aquel. Al cabo de millones de años terrestres, la visión, de esa formación de cuerpos, será el de un pequeño bulbo y, en forma elíptica, y orbitando el resto de la materia que formaba la nebulosa.

 

Nebulosa Dumbell (M27 o NGC 5853, visible en la constelación de la Zorra. Gas expulsado por una estrella en su final de vida, donde se observan el nacimiento de nuevas estrellas. Obsérvese la forma de reloj de arena, lo cúmulos de estrellas y en su centro una mayor.

 

   Esa puede ser una de las formas que puede tener el Universo. Tal y como aparece en la figura primera, en la que aparece la NGC 7052.

   Tal y como en este ejemplo se expone, el universo pudiera ser como quiso demostrar y que luego rectificó Einstein: un universo estático (en expansión) y elíptico mantenido por las fuerzas de la gravedad y la centrifuga.

   Pero una mayor parte de los físicos y astrónomos nos intentan demostrar, con sus razones, que el universo está en expansión. Si esto es así, es que no hubo ni hay suficiente materia para detener, por efecto de su gravedad, a la que tiende a expandirse por siempre. No hay un inmenso bulbo en el centro de alguna parte del universo que hiciera orbitar a todo lo que en él contiene a su alrededor, y por ello el universo estaría formado por infinidad de aglomeraciones de materia tomando una forma irregular casi esférica en constante aumento. 

    Para ser así y tomando el teórico tamaño actual del universo y la velocidad que puede alcanzar la materia, la energía primaria debió de alcanzar mayor velocidad de expansión que la misma teórica e inalcanzable velocidad de la luz. Digo teórica porque no puedo estar de acuerdo con la velocidad inalterable de la luz. Un ejemplo claro es por lo mismo que Einstein demostró la alteración del espacio tiempo durante el famoso eclipse en el que se apreció la curvatura de la luz al pasar por nuestro Sol. Esa luz, ese paquete de partículas, fue atraído por nuestro astro por su gran densidad, curvándolo, alterando su dirección. Supongamos que lanzamos un paquete de luz en oposición a un cuerpo súper masivo, aplicando la misma teoría que se confirmó con la curvatura de la luz por nuestro Sol, la gravedad del cuerpo súper masivo haría que la velocidad de la luz se viera frenada. En contraposición, si lanzáramos un rayo de luz cerca de un agujero negro y en su dirección, en el que la velocidad de escape superara los trescientos mil kilómetros por segundo, esa misma superación haría aumentar la velocidad del paquete de partículas a más de la pretendida e inalterable velocidad de la luz.

  Supongamos que el universo fuera como una gran y elíptica galaxia en la que toda la materia en él inmersa girara en diferentes orbitas. Si nuestra parte del espacio estuviera en una de ellas y observáramos los cuerpos celestes de dentro los veríamos acercarse o alejarse a gran velocidad si la trayectoria de la orbita fuera igual u opuesta a la nuestra. Por lo contrario si observáramos una orbita superior los veríamos alejarse a gran velocidad. ¿Se expande o tan sólo se aleja de nuestra vista por circundar en una orbita de una aglomeración distinta a la que la tierra está agrupada? ¿Se puede apreciar esto hoy día?

 

Jonás Diego