A proposito de Aznar

 

Mª Jesús Crespo

 

Unas semanas atrás leí un artículo en el suplemento dominical de “El País”, escrito por Rosa Montero titulado PURA y SAGRADA, (se refería a la Vida), artículo que tanto en su título como en su contenido suscribí totalmente. Versaba sobre el dolor, decía: “cuando no rompe, cuando no mata, el dolor enseña”.

¿No habremos sufrido bastante los seres humanos que aún no hemos aprendido a convivir en paz?, ¿o será que siempre sufren los mismos?, los más pobres, los desvalidos, y los inocentes.

Desde que nuestro presidente del gobierno decidió por su cuenta apoyar a Bush y a medida que la guerra (si puede llamarse guerra a un ataque tan cruento y desigual), se va produciendo y recrudeciendo en la piel de los inocentes, me pregunto si José Mª Aznar como ser humano estará sufriendo en sus carnes el dolor que produce la soledad del error y creedme por nada del mundo quisiera estar en su pellejo por mucho que el protagonismo que ha alcanzado hoy España y su figura pueda enardecer su narcisismo.

Como decía el artículo, hay dolores que nos redimen de nuestros errores, pero son los que nos hemos causado a nosotros mismos y sólo a nosotros, o ha venido a nuestra vida por causas ajenas. El dolor que nos producen nuestros errores pero que a la vez son causa del dolor de una madre con su hijo muerto en los brazos, ese… ese ni siquiera tiene el consuelo de la redención.

Mª Jesús Crespo
Presidenta de Forma Abierta

Este pequeño comentario no pretendo hacerlo desde un punto de vista político, sino moral.

Es de sobra conocido por los socios y asiduos de F.A., que mi deseo es que ésta no sea una asociación a-política, ni a-religiosa, sino abierta a todas las personas, sea cual sea su ideología y sus creencias, porque entiendo que una persona es mucho más que sus ideas aunque éstas sean muy importantes.